La Justicia deja en libertad a cuatro marroquíes detenidos tras la batalla campal en Ceuta

Después de la pelea protagonizada por 60 jóvenes en los alrededores del puerto de Ceuta a principios de semana, la mayoría de ellos fueron expulsados del país, y a todos los menas se les llevó a un centro de acogida. Sin embago, aún quedaban por juzgar cuatro de estos jóvenes, acusados de un delito de riña tumultuaria.

A ellos el juez no les ha expulsado de España. Ha decidido dejarlos en libertad con cargos por un delito de riña tumultuaria. Así pues esperaran en la calle a que se celebre el juicio en el que se decidirá la sanción económica que se les impone una vez que se auditen todos los destrozos que han provocado.

Publicidad
Publicidad

Lo ocurrido en el puerto de Ceuta ha terminado por hartar a las empresas, que ya no saben que hacer para mantener sus negocios a salvo. Los empresarios consideran que la situación es insostenible y piden a la Delegación del Gobierno que tome medidas para terminar con la inseguridad que están viviendo en la zona.

Publicidad

De hecho, algunas de esas empresas han tomado la determinación de dejar de trabajar por la noche. El riesgo de que un trabajador resulte herido es demasiado alto. Ahora está en manos de las autoridades tomar las medidas necesarias para que la tranquilidad vuelva a las instalaciones.