Detienen a 40 violentos marroquíes tras una batalla campal en Ceuta contra la Guardia Civil

La Guardia Civil ha detenido a 40 jóvenes marroquíes, muchos de ellos menores de edad, después de que protagonizaran durante la pasada madrugada una batalla campal en los alrededores del puerto de Ceuta.

Todo comenzó en torno a las dos de la mañana. El único vigilante que se encontraba en la zona contactó rápidamente con la Guardia Civil después de ver como más de sesenta jóvenes asaltaban el puerto a la fuerza. 

Publicidad
Publicidad

La Guardia Civil decidió mandar a varios agentes de los Grupos de Reserva y Seguridad para apaciguar la situación. Sin embargo, la violencia de los jóvenes, que no paraban de lanzar piedras de grandes dimensiones a los agentes, mientras quemaban contenedores y mobiliario, les impidió calmar la situación. Fue necesaria la presencia de un helicóptero, así como de varios operativos de los GEAS.

Publicidad

Tardaron tres horas hasta que consiguieron reducir al último de los jóvenes insurgentes que se encontraban en las inmediaciones. Una vez conseguido se llamó a los bomberos para que extinguieran varios fuegos que los asaltantes habían prendido a diversos contenedores y estaban poniendo en peligro algunos negocios colindantes.

En la última semana se han producido ya tres peleas multitudinarias entre estos violentos jóvenes. La causa es simple. Todos quieren llegar a la península, y hay pocos escondites disponibles en el puerto, de modo que pelean entre ellos por el territorio y control de la zona. Los trabajadores sufren una gran indefensión, dado que son bastante violentos y viven sometidos a amenazas continuas por parte de los inmigrantes.