El viceministro de Justicia polaco pide «restaurar la tortura» para los inmigrantes africanos que violaron a una mujer tras atacar a su novio

Así de claro hablan en Polonia.

Polonia no se muerde la lengua a la hora de hablar sobre la inmigración ilegal y de cómo tratar a los inmigrantes que cometen delitos tan brutales como el que se conoció este domingo, cuando se supo que cuatro inmigrantes ilegales dejaron inconsciente a un hombre y violaron brutalmente a su novia.

Los polacos no están por la labor de que los cuatro inmigrantes se libren de ser juzgados y es por ello por lo que el ministro de Justicia, Zbigniew Ziobro, ha mandado varios investigadores a Italia para tratar de ayudar a las autoridades italianas con la investigación.

Publicidad
Publicidad

Además, el viceministro de justicia, Patryk Jaki, no ha dudado en pedir que se restaure la tortura para ellos: «Para estos bastardos debería haber condena de muerte, aunque en este caso me gustaría restaurar la tortura».

Desde Italia, el alcalde de Rimini, Andrea Gnassi, ha declarado: «Rimini está muy impactada con este ataque tan bestial y brutal».

Publicidad

«Ha sido una manifestación de crueldad por parte de los atacantes», ha añadido.

Poca seguridad en Rimini

Por su parte, el periodista polaco Adam Stepien, ha explicado que los días previos al brutal ataque, apenas se veía policía en las playas de Rimini.

«Tras un par de días, nos dimos cuentas de que no había ninguna comisaría pese a que esto está lleno de turistas».