Un policía nacional propina una patada a un independentista que se negaba a abandonar un colegio electoral

Desde primera hora de la mañana, la Guardia Civil y la Policía Nacional han salido a las calles de Cataluña después de haber recibido una petición de ayuda por parte de los Mossos para desalojar a los votantes que esperaban en los colegios electorales para depositar su voto y requisar todo el material relacionado con el referéndum, principalmente urnas y papeletas.

A medida que ha ido avanzando la mañana, la tensión ha ido en aumento, viéndose varias cargas policiales protagonizadas por la Guardia Civil y la Policía Nacional ante la negativa de los independentistas de cumplir la ley.

Una de las escenas que más polémicas ha causado es la ‘patada voladora’ que un agente de la Policía Nacional ha propinado a un independentista que se negaba a abandonar el colegio Ramon Llull en el centro de Barcelona.

En el vídeo también se puede ver a los agentes antidisturbios de la Policía Nacional, empujando a aquellos ciudadanos que se niegan cumplir sus órdenes de abandonar el colegio electoral.

Son muchas las personas que consideran que los agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil están actuando correctamente ante el incumplimiento de la ley por parte de los independentistas, aunque las imágenes de la patada del agente al manifestante está siendo muy criticada a través de las redes sociales.

«Eso es aplicar una violencia injustificada. No tiene sentido pegar una patada a alguien que está tirado en el suelo», se puede leer en Twitter.

Rafael Sánchez
Rafael es un tipo decidido. Nos informa de la actualidad política española, internacional y de la cuestión migratoria. Es un gran conocedor de lo que ocurre en otros países.

3 COMENTARIOS

  1. Han sido demasiado gentiles. Han sido agredidos(los policías), insultados, se les ha impedido el descanso, no se ha permitido que se les suministraran alimentos, ni suministros básicos y, lo peor de todo, se les ningunea y se les desprecia como si de delincuentes se tratara. Hay muchos españoles, entre los que me incluyo, que hubiéramos sido mucho más contundentes, y con toda la legalidad del mundo.

Los comentarios están cerrados.

Populares

Noticias similares