Matteo Salvini quiere defender “una Italia cristiana” y obliga a que haya crucifijos en todos los edificios públicos

Así lo ha decidido Salvini.

Publicidad

Matteo Salvini sigue empeñado en proteger la tradición cristiana de Italia. El ministro del Interior italiano ha dado luz verde para tratar de aprobar una ley que obligue a todos los edificios públicos a colocar una cruz en sus dependencias “para defender el pasado, presente y futuro de Italia”, así lo informa L’Espresso.

Salvini, que ha provocado la rabia y la ira, sobre todo de los ‘progres’ que defienden la llegada masiva de inmigrantes ilegales y la islamización de Europa, está decidido a recuperar los valores tradicionales de Italia que él mismo considera “que se han perdido”.

Publicidad

La Lega Norte, formación italiana a la que pertenece Matteo Salvini, ha presentado una ley con la que se obligará a colocar el crucifijo en las escuelas, universidades públicas, prisiones, aeropuertos, puertos, estaciones de tren y demás edificios de la administración pública.

Publicidad

Además, aquellos funcionarios que se nieguen a colocar el crucifijo o lo retiren, podrán recibir multas de hasta 1.000 euros.

Publicidad

El ministro del Interior italiano ha tomado varias decisiones consideradas polémicas por los ‘progres’. Cerró los puertos italianos a la llegada de barcos de ONG llenos de inmigrantes, además, ha eliminado las ayudas a los inmigrantes, centrándolas exclusivamente a las familias italianas.

Esta semana, el propio Salvini volvía a dirigirse a la ONG catalana ‘Proactiva Open Arms’ para recordarle que no podrá desembarcar en los puertos italianos con inmigrantes ilegales a bordo.