Ignacio Garriga, directivo de VOX: «Debemos proteger nuestras fronteras, nuestra tradición y nuestra cultura occidental»

En un interesante reportaje realizado por El Confidencial, Ignacio Garriga, miembro de la directiva de VOX, ha vuelto a defender la necesidad de «proteger la cultura occidental» ante la llegada masiva de inmigrantes ilegales.

Nacido en Barcelona en 1987, Ignacio Garriga, que ya fue noticia en CasoAislado.com tras su hilo en Twitter en el que vapuleó a los ‘progres’ que le critican por estar en VOX, dice en el reportaje publicado por el diario digital: «La política migratoria del Gobierno es una caridad mal entendida«.

«Lo que debemos hacer es luchar por la dignidad de quienes quieren cruzar la frontera; y eso no se hace en ningún caso abriéndoles las puertas o quitando las concertinas, sino trabajando en origen», recalca.

Ignacio Garriga se pregunta dónde acaban las ayudas entregadas: «Dónde va tanto dinero que Europa y hasta los ayuntamientos destinan a esos países como cooperación internacional. Es mucho y no está mejorando el día a día de los habitantes de esos países».

Insiste en que lo importante es que se asegure de «que el dinero llega para formar a las personas que allí viven, que salgan de la miseria e industrialicen sus países».

Garriga recuerda la necesidad de «proteger las fronteras»: «Los españoles debemos proteger nuestras fronteras, nuestra tradición y nuestra cultura. Primero soy español y luego soy europeo».

Por último, también critica al PP, formación de la que formó parte mientras estudiaba primero de Odontología: «El centro reformista del PP era cada vez más descafeinado».

Jorge B.
Periodista y director de CasoAislado.com.

2 COMENTARIOS

  1. Personalmente, celebro que hayan algunas personas de otras razas que defiendan la cultura española y a España. Es el logro evolutivo más importante que Charles Darwin postulaba cuando dijo aquello de «no son los más fuertes ni los más inteligentes los que sobreviven, sino los que mejor se adaptan al medio».

    Y celebro que Don Ignacio Garriga, con ancestros maternos de origen africano, defienda a España como lo hace, según el artículo. Sin embargo, Don Ignacio pasa da por hecho que cualquier individuo en el mundo sea de la raza que sea, puede asimilar cualquier cultura y hacerla propia, pues no hace mención alguna a la genética de poblaciones. Es un hecho más que probado que la cultura brota de la genética. Igualmente el tipo de religión y el tipo de sociedad que crean. Si España la llenáramos de mulatos, Amerindios y Árabes y nos exterminaran a los españoles Blancos autóctonos creadores dela civilización española, y suponiendo que los «neoespañoles» renunciaran a toda su cultura y religiones de sus países de origen ancestral, ¿alguien cree que la civilización española original se mantendría? Todos sabemos que no. Ya ocurrió en haití, está ocurriendo en Sudáfrica, ha ocurrido en varios países de Sudamérica… Los países multirraciales tienen al caos, como le ocurrió a la antigua gran Babilonia, a Roma, a Grecia, a la maravillosa Alejandría, a la India antigua, al antiguo Egipto, Cuba, Venezuela…

    Una cosa es no ser racista (odio hacia otras razas y deseo de exterminarlas o invadirlas por considerarlas inferiores). Pero lo que sí hay que ser es racialista (identitarismo, el deseo de defender a la propia raza con tierra propia, cultura propia, espiritualidad propia, costumbres propias, sin interferencias, protegiendo nuestras fronteras genética, cultural, económica, jurídicamente y militarmente, respetando la evolución de las otras razas del mundo siempre que no vengan a invadirnos ni colonizarnos ni mestizarnos masivamente para exterminarnos).

    El multiculturalismo está estrechamente ligado al multirracialismo. Y debemos defendernos de ambas cosas. No tiene ningún sentido y no es creíble un partido presuntamente identitario donde sus dirigentes no sean de raza autóctona. Un partido así solo le votarán los mediocres celestes. Y aunque al principio parezca subir en votos, pero se ponen un techo máximo que nunca romperán y solo servirán para diluir el voto antiestesistema.

  2. Personalmente, celebro que hayan algunas personas de otras razas que defiendan la cultura española y a España. Es el logro evolutivo más importante que Charles Darwin postulaba cuando dijo aquello de «no son los más fuertes ni los más inteligentes los que sobreviven, sino los que mejor se adaptan al medio».

    Y celebro que Don Ignacio Garriga, con ancestros maternos de origen africano, defienda a España como lo hace, según el artículo. Sin embargo, Don Ignacio pasa da por hecho que cualquier individuo en el mundo sea de la raza que sea, puede asimilar cualquier cultura y hacerla propia, pues no hace mención alguna a la genética de poblaciones. Es un hecho más que probado que la cultura brota de la genética. Igualmente el tipo de religión y el tipo de sociedad que crean. Si España la llenáramos de mulatos, Amerindios y Árabes y nos exterminaran a los españoles Blancos autóctonos creadores dela civilización española, y suponiendo que los «neoespañoles» renunciaran a toda su cultura y religiones de sus países de origen ancestral, ¿alguien cree que la civilización española original se mantendría? Todos sabemos que no. Ya ocurrió en haití, está ocurriendo en Sudáfrica, ha ocurrido en varios países de Sudamérica… Los países multirraciales tienen al caos, como le ocurrió a la antigua gran Babilonia, a Roma, a Grecia, a la maravillosa Alejandría, a la India antigua, al antiguo Egipto, Cuba, Venezuela…

    Una cosa es no ser racista (odio hacia otras razas y deseo de exterminarlas o invadirlas por considerarlas inferiores). Pero lo que sí hay que ser es racialista (identitarismo, el deseo de defender a la propia raza con tierra propia, cultura propia, espiritualidad propia, costumbres propias, sin interferencias, protegiendo nuestras fronteras genética, cultural, económica, jurídicamente y militarmente, respetando la evolución de las otras razas del mundo siempre que no vengan a invadirnos ni colonizarnos ni mestizarnos masivamente para exterminarnos).

    El multiculturalismo está estrechamente ligado al multirracialismo. Y debemos defendernos de ambas cosas. No tiene ningún sentido y no es creíble un partido presuntamente identitario donde sus dirigentes no sean de raza autóctona. Un partido así solo le votarán los mediocres celestes. Y aunque al principio parezca subir en votos, pero se ponen un techo máximo que nunca romperán y solo servirán para diluir el voto antiestesistema.

Los comentarios están cerrados.

Comparte:

Populares

Noticias similares