Cruz Roja asegura que la ropa de los inmigrantes del Aquarius encontrada en contenedores era de un solo uso e iba a ser destruida

Polémica actuación de la Cruz Roja.

En CasoAislado.com nos hacíamos eco de las fotos que comenzaron a circular en las redes sociales en la que se veía ropa, mantas y toallas usadas por los inmigrantes del Aquarius en contenedores de basura.

Las fotos, tomadas en el Complejo Educativo de Cheste, donde se enviaron numerosos inmigrantes del Aquarius, de los cuales, muchos ya se han ido sin conocerse su destino final, muestran numerosas bolsas de ropa, toallas y mantas en diferentes contenedores de basura, algo que ha indignado a la sociedad española.

Publicidad
Publicidad

Tras hacerse virales, el portal dependiente de La Sexta, ‘Maldito Bulo’, trató de desmentir la foto, asegurando que la ropa no fue tirada por los inmigrantes, tratando que la información simplemente buscaba desprestigiar la llegada de inmigrantes ilegales. Pero la verdad es que las fotos ni eran falsas, ni la información ofrecida por CasoAislado.com es mentira. La ropa, mantas y toallas sí fueron tiradas a contenedores.

Publicidad

Cruz Roja también ha tratado de desmentir la información, pero lo han hecho a la desesperada para evitar unas críticas que se han multiplicado tras sus inexplicables justificaciones: «Al llegar a puerto se sigue un protocolo de tratamiento preventivo sanitario. La ropa entregada inicialmente en el puerto se retira y se custodia para ser posteriormente destruida a través de un servicio especial«.

Esto ha provocado una preocupación entendible, ya que la ropa, con riesgo de estar infestada de chinches y enfermedades como sarna, y que debe seguir un protocolo de tratamiento preventivo, fue tirada a contenedores corrientes, al alcance de cualquier persona que accediera al Complejo Educativo de Cheste, cuando claramente, la legislación vigente establece que «toda ropa infectada debe ser tratada con desinfectantes especiales, para después ser empaqueta y almacenada en lugares especiales para tal fin, e incluso incinerada».

Desde Cruz Roja siguen sin dar una explicación exacta del motivo de que la ropa, mantas y toallas destinadas a ser eliminadas, fuesen tiradas a contenedores corrientes.