Casi 7.000 empresas del sector industrial han cerrado desde la llegada al poder de Pedro Sánchez

La inoperancia del Gobierno socialcomunista de Sánchez e Iglesias ha llevado a la quiebra a casi 7.000 empresas de la industria española. El cierre definitivo de la planta de Nissan ha sido solamente otra pieza más del puzzle gigante que el actual Ejecutivo lleva dos años desmontando.

Y este número es simplemente el resultado de un Gobierno que no es consciente de que quien debe crear la riqueza en un país no es su Presidente ni tampoco el partido que gobierna, sino sus empresas. Son esos impuestos los que permiten sacar adelante las ayudas sociales.

Publicidad
Publicidad

Según los registros de la Seguridad Social, en los últimos dos años se han visto obligadas a cerrar un total de 6.794 empresas del sector industrial. Este dato supone el 6% del total del país. La crisis se ha agravado especialmente en los últimos tres meses, después de que el coronavirus hiciese su aparición. En ese tiempo casi 4.500 empresas cerraron sus puertas para siempre.

El mayor problema de este sector, que hace cincuenta años representaba el más rentable del país, reside en la deslocalización a países más baratos. La subida del SMI así como los impuestos que tienen que soportar estas fábricas, obligan a muchas empresas a marcharse a países europeos como Portugal, o incluso a otros lugares cercanos como Argelia y Marruecos.

Ese quizá es el motivo por el que cierran muchas más fábricas de las que se abren en España, y si no se le pone solución pronto, quizá sea demasiado tarde para salvar a un sector que está ya herido de muerte. 

Deja un comentario

Por favor, deja tu comentario
Por favor, introduce aquí tu nombre