Cierra la planta de Nissan a la que el Gobierno garantizó su futuro hace solo dos días: 3.000 despidos

Reyes Maroto, ministra de Industria, Comercio y Turismo había garantizado hace menos de 48 horas el futuro de la planta de Nissan en Barcelona. «Estamos trabajando en reforzar ese plan de inversiones para que el futuro de las plantas de Nissan en España esté garantizado y creemos que definitivamente podemos dar una tranquilidad a los trabajadores». Esas fueron sus palabras en ese momento.

Además, también aseguró que Nissan tenía «futuro en España». Tan solo dos días mas tarde de estas palabras, la empresa japonesa ha confirmado que dentro de su plan de reestructuración van a enviar a más de 3.000 empleados al paro, cerrando definitivamente su factoría de Barcelona.

Publicidad
Publicidad

Pero además de los empleos directos, la fábrica de Nissan deja en el aire más de 20.000 empleos indirectos que dependían de la producción de su fábrica, y que ahora deberán aprovechar su tejido productivo en otro sector, o se verán también abocados al desempleo.

Sin duda un fracaso en la gestión de Pedro Sánchez, y un precedente para otras empresas del sector en situación similar. De hecho, Nissan fue una de las empresas que se benefició de los ERTE del Gobierno, y que ahora tendrá que negociar con sindicatos y representantes públicos la forma más elegante de cerrar el ERE definitivo.

En principio, con la ley en la mano la empresa deberá abonar al SEPE todas las cotizaciones de los empleados que se acogieron a las facilidades del Gobierno desde hace dos meses, y también deberá abonar una cuantiosa indemnización a los afectados.

 

Deja un comentario

Por favor, deja tu comentario
Por favor, introduce aquí tu nombre