El 60% de los inmigrantes ‘jubilados’ recibe pensión sin haber trabajado ni un solo día

Problema estructural en toda la Unión Europea

Publicidad

De los 96.000 subsidios que el INPS (Seguridad Social italiana) concedió a extranjeros durante 2017, 60.000 pertenecían a extranjeros que no habían contribuido ni un euro a las arcas públicas italianas. 

Con estos datos en la mano, no es extraño el interés del Ministro de Interior Matteo Salvini, en que no se concedan permisos a inmigrantes ilegales salvo causa que lo justifique.

Publicidad

Los medios de comunicación afines a las ideas de izquierdas, afirman sin pudor que Europa necesita más inmigrantes, para poder pagar las pensiones de quienes ya vivimos aquí. En Caso Aislado ya hemos hablado sin tapujos del tema AQUÍ.

Publicidad

Actualmente hay inscritos un total de 2.259.000 extranjeros en la Seguridad Social italiana, y el 60 por ciento de ellos no ha cotizado en Italia. De modo que el pago mensual que reciben corre totalmente a manos de los impuestos que los italianos pagan religiosamente.

Publicidad

Es imposible mantener un sistema en el que una parte está pagando los gastos de todo un sistema público. ¿Por que un italiano paga 8.000 euros al año en impuestos mientras un inmigrante no? Al final, como mucho tendrá una pensión de 1.000 euros si tiene suerte, y sin embargo la otra parte puede pasarse 50 años cobrando en torno a 700 euros al mes sin haber trabajado un solo día, con los mismos derechos que el italiano trabajador.

Algo falla en estas cuentas, y era cuestión de tiempo que los italianos despertasen, aunque mejor tarde que nunca. Poco a poco el resto de países vecinos parecen también ir despertando de ese letargo, y quizá veamos cambios incluso en nuestro país en un futuro. De momento tendremos que seguir esperando.