¡Vox, por Andalucía, y por España!

La entrada de Vox al Parlamento Andaluz ya es una realidad, y eso es algo, que incomoda enormemente al resto de partidos políticos.

Si hace un año, alguien dijese que Vox iba a entrar en el Parlamento Andaluz, nadie le tomaría en serio, y si no contento con eso, afirmase que su entrada se iba a producir con al menos 4 diputados (según indican las encuestas), le tomarían por loco. Afortunadamente, todos los andaluces que aún mantenemos la esperanza de que llegue un día que Andalucía deje de estar a la cola de Europa, por tener la mayor tasa de paro de toda España entre otras muchas cosas, hemos recuperado la ilusión, y eso ha sido, desde el día que el partido presidido por Santiago Abascal, anunciase públicamente que se iba a presentar a las elecciones andaluzas del 2 de Diciembre.

Desde que comenzó la campaña electoral, todos los partidos, se han dedicado a plantear una estrategia de acoso y derribo contra VOX, que en vez de perjudicarles, ha logrado todo lo contrario, y han hecho que el porcentaje de intención de voto al partido de Abascal, aumentase día a día, recogiendo votos tanto de la izquierda como de la derecha, algo nunca visto, y lo que demuestra que todas las etiquetas que nos ponen (las cuales nos colgamos en el pecho como medallas) son totalmente falsas, y la intención no es otra que desacreditar a un partido político que por primera vez, no tiene miedo a decir lo que la mayoría piensa y pocos se atreven a exteriorizar. Una fehaciente prueba de ello, es que los mítines de este partido político, han contado con una asistencia masiva, congregando a miles de personas allá donde iban.

Publicidad

Los medios de comunicación por su parte, haciendo gala de la objetividad e imparcialidad que les caracteriza, en las entrevistas, no cesaban en el objetivo de poner en un aprieto a Francisco Serrano (candidato de Vox a la Junta de Andalucía), el cual demostrando una extraordinaria tranquilidad y serenidad , mediante un discurso con una alta dosis de coherencia y sentido común, ha dejado en fuera de juego a todos los periodistas que trataban de incomodarle con falsas afirmaciones sobre Vox, llegando estos en muchos casos, a poner en boca de miembros de Vox, palabras que jamás han pronunciado.

Este domingo, los andaluces demostrarán que están cansados de años de socialismo, con una oposición pactada, y por supuesto, de los comunistas que han entrado recientemente en el Parlamento Andaluz, con los cuales, como era de esperar, piensa aliarse Susana Díaz para aferrarse a su puesto de Presidenta.