Viktor Orbán: «No hay ninguna duda de que los europeos no quieren inmigración»

Polonia y Hungría están decidido a unirse para luchar contra las imposiciones de la Unión Europea en materia de inmigración.

Viktor Orbán, presidente húngaro y Mateusz Morawiecki, máximo mandatario polaco, han predicho que será un «año de grandes batallas» contra la voluntad de la Unión Europea.

«No queremos vivir en un imperio. Para nosotros, la Unión Europea sigue siendo una alianza de países europeos totalmente libres», ha dicho Viktor Orbán.

«La política migratoria no está funcionando. No solo eso, sino que está fracasando de manera espectacular», ha continuado diciendo en la visita del primer ministro polaco. «Está claro que los europeos no quieren inmigración, mientras que algunos líderes europeos siguen forzando a la población para que la acepten sin poder protestar».

Por su parte, Mateusz Morawiecki, ha recordado la importancia de defender las fronteras de los países: «Los países deben tener el derecho de defender sus fronteras y decidir quién entra en su país».

Además, se ha mostrado contento con la victoria de la coalición conservadora-nacionalista formada por Sebastian Kurz y Heinz-Christian Strache en Austria: «La democracia ha vuelto a Austria. Los austriacos tampoco quieren inmigración y por ello han elegido un gobierno que tampoco la quiere».

«Creo que poco a poco todos los países europeos seguirán nuestros pasos», ha finalizado el mandatario polaco.

Redacción CasoAislado
Un medio libre que trata la actualidad que otros medios ocultan. Informamos de la cuestión migratoria, de la actualidad política y de ciertos delitos que muchos prefieren silenciar.

Populares

Noticias similares