Varios muertos por una avalancha de nieve en un hotel en Italia

De momento son varios los cuerpos encontrados sin vida en el hotel de Italia afectado por la avalancha.

This photo taken from a video shows the snow inside the Hotel Rigopiano following an avalanche in Farindola Italy early Thursday Jan 19 2017 A hotel in the mountainous region hit again by quakes has been covered by an avalanche with reports of dead Italian media say the avalanche covered the three-story hotel in the central region of Abruzzo on Wednesday evening Italian Finance Police via AP

Mala suerte la que está teniendo Italia con las desgracias relacionadas con la naturaleza.

Tras el terremoto que tuvieron lugar el miércoles, sacudiendo el centro del país transalpino, este jueves, una avalancha de nieve ha sepultado el Hotel Rigopiano, matando a varias personas que se encontraban dentro de él.

Publicidad

El hotel, situado en la localidad de Farindola, en la región de Abruzzo, en el centro de Italia, ya había avisado a sus huéspedes que la situación climatológica de la zona era muy adversa.

Publicidad

«Hay muchos muertos»

Antonio Crocetta, uno de los jefes del servicio de emergencias, dijo: «Hay muchos muertos». El edificio quedó totalmente destruido como consecuencia del alud, e incluso algunas de sus instalaciones se desplazaron diez metros debido a la fuerza con la que llegó la masa de nieve.

Publicidad

Por otro lado, algunos miembros de los equipos de rescate han asegurado que están realizando varias llamadas telefónicas sin que «nadie responda».

Hasta el momento, los equipos de rescate han recuperado tres cadáveres del interior del hotel.

El ‘Corriere della Sera’, uno de los principales medios de comunicación de Italia, afirma que las condiciones del rescate están siendo «dificilísimas».

Hay dos supervivientes

En el hotel se alojaban unas 20 personas en el momento exacto de la tragedia. De momento solamente puede hablarse de dos supervivientes, los italianos Giampero Parete y Fabio Salzetta, quienes en ese momento se encontraban fuera del edificio y lograron refugiarse dentro de un coche que acabó siendo arrastrado por la fuerza de la nieve.

Pese a ello, ambos se encuentran bien físicamente, aunque Parete, de 38 años, se encuentra bajo ayuda psicológica de los servicios de emergencias puesto que sus dos hijos sí se encontraban en el hotel en el momento de la avalancha.