Varios inmigrantes árabes apuñalan a una adolescente embarazada en Alemania

La joven narró los hechos entre lágrimas.

Bild.
Publicidad

Marcella S., una adolescente de 17 años, embarazada de cinco meses, estuvo a punto de perder a su bebé, y también la vida, tras ser apuñalada por varios inmigrantes árabes, entre los que se encontraba el padre del hijo que lleva dentro.

El terrible suceso, según informa el diario alemán ‘Bild’, ocurrió en la ciudad de Duisburgo.

Publicidad
Publicidad

La joven, que explicó al diario germano la pesadilla que vivió aquel día, narra el ataque entre lágrimas: “Me atrajo a una trampa. Querían matarnos a mí y a mi hijo”.

Marcella conoció a Rifai B., musulmán y de origen turco, hace dos años. A partir de ahí mantuvieron una relación esporádica, quedando ella embarazada.

Hace cinco meses Marcella le informó que estaba embarazada, a lo que Rifai respondió que nadie podía saber que él era el padre: “Me amenazó con matarme a mí y al bebé”.

La semana pasada, Marcella accedió a reunirse con el padre del bebé para hablar sobre el asunto: “Estuvimos paseando durante un rato y me dijo que su padre lo mataría si supiera algo sobre el niño. De repente salieron tres personas enmascaradas. Llevaban cuchillo y me atacaron en varias ocasiones”.

La joven, que sufrió varias puñaladas, pudo refugiarse en el jardin de una casa. Rápidamente los propietarios llamaron a la policía y a los servicios médicos.

Marcella sufrió tres puñaladas, pero afortunadamente ninguna de ellas afectó al bebé.

Las autoridades, tras escuchar la versión de la joven, detuvieron a Rifai B., esa misma noche. Al día siguiente, los otros atacantes también fueron detenidos. Los tres, entre 15 y 17 años, son de origen turco e iraquí.

Publicidad

5 Comentarios

  1. Me alegro que se haya salvado, y esperemos que no haya mas tontas dispuestas a acostarse con moros. Mejor todavía, que sean virtuosas y que solo se acuesten con su marido, una vez casadas y con la intención de generar nueva vida.

  2. Las fuerzas de Selección Natural siempre intentan impedir el mestizaje masivo. Por eso hay tantas progres Blancas asesinadas junto a sus hijos híbridos a mano de sus propios padres. Los felinos machos asesinan a las crías que no son suyas de su propia genética cuando invaden territorio ajeno para robar las hembras a otros machos que no se defienden. Pues esa reacción de los Negros y de los Árabes contra sus propios hijos mulatos o mestios es una reacción parecida porque los genes de la madre son de otra raza o subespecie distinta.

    Y las diferentes culturas de la hembra Blanca con respecto del padre Árabe o Negro facilitan el asesinato de éstas y de sus hijos con éstos, sobre todo si la raza de los invasores es salvaje y estúpida con religiones arcaicas salvajes como el Islam. Para los musulmanes, una mujer preñada sin estar casada y sin convertirse al Islam es un tipo de puta catalogada como adúltera, el peor delito que puede cometer una mujer. Y a las adúlteras se las castiga con lapidación, la horca o decapitación, dependiendo de la tradición del país de origen del salvaje.

Deja un comentario

Por favor, deja tu comentario
Por favor, introduce aquí tu nombre

Fin del tratamiento: Controlar el spam y gestion de comentarios.

Legitimación: Su consentimiento.

Comunicación de los datos: No se comunicarán sus datos a terceros salvo obligación legal.

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: contacto@casoaislado.com

Puede encontrar información adicional en nuestra política de privacidad