Una mujer acude en Valencia a un vidente nigeriano y este se le corre encima

Ha ocurrido en la localidad valenciana de Xàtiva.

Hay noticias que de lo surrealistas que son, parecen fruto de la imaginación de nuestra redacción, pero la información que publicamos a continuación es cien por cien verídica.

Un nigeriano, que se vendía como vidente, ha sido detenido por la Policía Nacional en la localidad valenciana de Xàtiva. El hombre de 44 años abusó sexualmente de una de las mujeres que acudió a su sesión.

Publicidad
Publicidad

Este africano, según informa el diario valenciano Las Provincias, empleó la intimidación y el engaño para someter, humillar y abusar sexualmente de la mujer.

La mujer, algo inocente, estaba convencida de que si hacía todo lo que le indicaba el vidente nigeriano, al que pagó 170 euros por la sesión, su vida mejoraría considerablemente.

El vidente le hizo creer a la víctima que tenía visiones sobre su futuro, le anunció graves problemas de salud e incluso que perdería una pierna.

Para evitar este tipo de problemas, el nigeriano comenzó a ordenarle varias acciones que fueron de menos a más ofensivas. Finalmente, el vidente abusó sexualmente de la mujer y hasta se corrió encima de ella. Tras esta sesión, la mujer acudió a la comisaría de la Policía Nacional de Xàtiva para presentar una denuncia.

Tras presentar la denuncia, los agentes revisaron lo narrado por la mujer y detuvieron al hombre africano. No se descarta que haya abusado sexualmente de otras clientas.

6 Comentarios

  1. El sexo era parte de la curación.
    No hay duda de que tienen más sexo aquí, que en sus países, para esta gente las españolas son esclavas sexuales y así lo hacen saber todos los días.

  2. Ésta lo que quería era otra cosa. ¿Quién cree en videncia en el siglo XXI? (Argumento que usan los ateos, ehem).
    Pues eso, que se esperaba al negro de Whatsapp y le sabió a poco la experiencia. Y como no pagó por paypal, pues… denuncia para que le devuelvan el dinero.

    PS: ¿Tenía que esperar a correrse para salir pitando de ahí a denunciar? Coño, coño, coño!

  3. El sexo era parte de la curación.
    No hay duda de que tienen más sexo aquí, que en sus países, para esta gente las españolas son esclavas sexuales y así lo hacen saber todos los días.

  4. Ésta lo que quería era otra cosa. ¿Quién cree en videncia en el siglo XXI? (Argumento que usan los ateos, ehem).
    Pues eso, que se esperaba al negro de Whatsapp y le sabió a poco la experiencia. Y como no pagó por paypal, pues… denuncia para que le devuelvan el dinero.

    PS: ¿Tenía que esperar a correrse para salir pitando de ahí a denunciar? Coño, coño, coño!

Deja un comentario

Por favor, deja tu comentario
Por favor, introduce aquí tu nombre