Un pensionista es obligado a dejar su piso para dárselo a un grupo de inmigrantes

Indignación en Alemania.

Publicidad

Klaus Roth, un anciano de 74 años, tendrá que abandonar la casa donde ha pasado los últimos 24 años cerca de Stuttgart, Alemania, para que puedan alojarse inmigrantes de Oriente Medio.

La avalancha de inmigrantes que está viviendo Alemania hace que ocurran situaciones como estas debido a  su legislación. Una normativa del Juzgado del Distrito de Gottingen, especifica que un Ayuntamiento puede extinguir un contrato de alquiler con un inquilino en caso de que sea necesario para acomodar refugiados si no existen otras opciones disponibles.

Publicidad
Publicidad

Debido a esta necesidad de vivienda, Roth debe mudarse a un apartamento más pequeño, y en el suyo se alojarán seis refugiados. El inquilino no está para nada de acuerdo con la decisión del Ayuntamiento. “Invertí un montón de dinero y trabajo en este apartamento. He renovado todo con mi propio esfuerzo“.

Publicidad

El alcalde dice que no tienen otra alternativa. “Estamos bajo mucha presión para recibir más refugiados“. El alcalde dice que lo único que puede hacer es ofrecer a Roth la ayuda de trabajadores municipales para realizar la mudanza.

Rafael es un tipo decidido. Nos informa de la actualidad política española, internacional y de la cuestión migratoria. Es un gran conocedor de lo que ocurre en otros países.