Un paseo literario por Granada

Granada es una de las mejores ciudades de España para visitar. Ya se ganó el sobrenombre de ciudad más bella del mundo y el de Semana Santa más espectacular. Aunque, si disponemos de solo unos días de libertad lo ideal sería establecer una ruta concreta y de temática específica para adentrarnos en el corazón de la ciudad andaluza. A continuación, sugerimos una guía que considere los puntos literarios más apasionantes de la urbe. Si hay algo más enriquecedor que un viaje, para conocer la cultura y su gente, es el arte. Por eso, acompañamos a autores y protagonistas de las letras españolas.

A la hora de pasear y sumergirnos en las localizaciones propuestas, es necesario contar con una forma fácil y segura de viajar. Una solución práctica e inteligente es la siguiente: el alquiler de motos en Granada con Cooltra, una compañía que dispone de tiendas físicas, pero que también permite realizar la reserva en su portal online.

En primer lugar, comenzamos con el poeta granadino más universal de todos: Federico García Lorca. Una vez arrendada nuestra moto nos dirigimos hacia la Huerta de San Vicente: casa de verano del matrimonio García Lorca. En ella, el autor escribió algunas de sus obras más controvertidas como la excelente Así que pasen cinco años. Además, la finca está rodeada por un precioso parque público que se construyó en homenaje al poeta de Fuente Vaqueros. Es un lugar idóneo para el paseante habitual, ya que abre todos los días de la semana.

En segundo lugar, arrancamos nuestra moto para dirigirnos hacia la calle Rector  López Argueta, donde está nuestro nuevo destino: el Monasterio de San Jerónimo. Aquí nos topamos con la huella de don Miguel de Cervantes, autor del inmortal Don Quijote. Granada es considerada ciudad cervantina desde que Cervantes ubicase en sus obras algunas zonas concretas. Una de ellas es este conjunto arquitectónico donde se refugian los protagonistas de El coloquio de los perros, Cipión y Berganza.

A continuación saltaremos en el tiempo al siglo XX para seguir los pasos del narrador, ensayista y crítico granadino Francisco Ayala. Partimos del Monasterio de San Jerónimo en dirección Camino de Ronda y en diez minutos llegamos a  la Fundación Francisco Ayala, que localizada en el Palacete Alcázar del Genil. Aquí, podemos ser testigos del legado del escritor y asistir a homenajes o ciclos en torno a su obra.

Por último, nos dirigimos con nuestra scooter hacia la Plaza del Campillo y en, aproximadamente, quince minutos concluimos nuestra ruta. Comenzamos con Lorca y finalizamos de “lorquianas” formas fijando nuestro último destino en el Café Xikito, sitio de reunión de intelectuales de la época como Manuel de Falla y el ilustre poeta, que formaban parte de la famosa tertulia “El rinconcillo”. El restaurante está especializado en gastronomía granadina y andaluza y ha ganado el reconocimiento de diversos premios.  A principios de siglo su nombre era Café Alameda y actualmente es un emblema de la ciudad: no debes irte sin degustar una buena tapa en el Xikito.

Maribel M.
Graduada en Historia. Comunicadora, apasionada de la actualidad. Contacto: redaccion@casoaislado.com

Comparte:

Populares

Noticias similares