Un musulmán asesina al novio de su hermana en Francia por ser francés y cristiano

Así lo recoge la prensa francesa.

Publicidad

Samir Kouider ha sido condenado a 30 años de prisión después de que matara al novio de su hermana por el simple hecho de no ser musulmán.

Según informa ‘La Provence’, Kouider defendió durante el juicio que asesinó a Kevin Roudesly, el que era el novio de su hermana, por un simple accidente, algo que finalmente quedó demostrado que era totalmente falso.

Publicidad
Publicidad

Su asesinato fue deliberado. Los hechos se remontan hasta 2014, cuando Kouider se acercó hasta la resiencia en la que vivía la víctima con la intención de localizar a su hermana pequeña, Imène, quien había huido de la vivienda de sus tíos dos días antes.

Kouider aseguró que no sabía que Imène estaba en la casa de Kevin. Tampoco que ambos mantenían una relación sentimental.

Publicidad

«Kevin me saludó», explicó antes de explicar al jurado que el accidente se produjo cuando comenzaron a discutir por un teléfono móvil. «Le apuñalé involuntariamente en la pierna».

Pero las palabras del acusado afirmando que no tenía «ninguna intención» de matar a Kevin y de que solamente llevó a cabo el ataque «debido al enfado del momento», se vieron desmentidas por las pruebas forenses, ya que la víctima presentaba «un corte en la vena yugular y los pulmones perforados por el cuchillo que usó en el ataque».

El abogado de la víctima aseguró que el asesinato se produjo porque Kouider no toleraba que su hermana estuviera saliendo con un hombre francés y no musulmán. La relación tampoco era aceptada por los tíos de la pareja del joven al que asesinó Kouider.

Rafael es un tipo decidido. Nos informa de la actualidad política española, internacional y de la cuestión migratoria. Es un gran conocedor de lo que ocurre en otros países.