Un marroquí, con numerosos antecedentes, provoca el pánico en Mallorca destrozando varias tiendas

Pánico en Mallorca.

El municipio mallorquín de Sa Pobla ha visto perturbada sus tranquilas calles con el espectáculo que causó un ciudadano marroquí de 34 años.

El individuo, que ya había sido detenido en numerosas ocasiones por tráfico de drogas, receptación y diversos robos, dedicó su tarde a destrozar los escaparates de las tiendas por las que se acercaba, así como el mobiliario urbano que se encontraba en su camino. Después de varias llamadas de los vecinos al teléfono de emergencias 112 la Guardia Civil así como la Policía Local del municipio empezaron a buscarlo.

Publicidad
Publicidad

En aquel momento ya había llegado hasta la Plaza Mayor de la localidad, donde la emprendió a golpes contra las mesas y las sillas de las terrazas de diversos establecimientos.  Los vecinos, preocupados ante tan dantesco espectáculo, vaciaron en minutos la plaza.

Publicidad

Finalmente la Guardia Civil consiguió detener al sujeto, al que se le acusa de cometer un delito de daños continuados, con una valoración aproximada de unos 2.500 euros. Han sido varias las cámaras de seguridad que le han podido captar durante su excursión por las calles de Sa Pobla, y será puesto a disposición judicial.