Un magrebí detenido por acosar a una mujer en su puesto de trabajo: «Una musulmana debe quedarse en casa»

Un ciudadano de origen magrebí y 34 años de edad ha sido detenido por la Policía Nacional en Granada, después de que acosase a una joven marroquí hasta el punto de llegar a perseguirla por la calle.

Según ha contado la víctima a los agentes, este hombre, al que no conocía de nada, llevaba aproximadamente un mes acudiendo a diario a su puesto de trabajo, en el centro de Granada, con la intención de que dejase de trabajar y se casase con él.

Publicidad
Publicidad

La víctima, antes de denunciar los hechos, llegó a sentirse amenazada. De hecho, llegó a pensar en dejar su puesto de trabajo para no tener que coincidir con él. Le pedía que abandonase su trabajo, porque una musulmana «debe quedarse en casa». 

Publicidad

Las amenazas del detenido llegaron a tal punto que comenzó a subir el tono en el que las decía, llegando a decir a la víctima que si no dejaba su trabajo le podía ocurrir algo grave. Poco a poco pasó de gesticular cuando la veía a comenzar a tocarla.

En alguna ocasión la víctima tuvo que salir corriendo y abandonar su puesto, y tenía que salir corriendo ya que su acosador la llegaba a perseguir. Esto es lo que terminó motivando la denuncia. Pero incluso detenido, el acosador continuó afirmando ante la policía que una mujer no debería de trabajar. Ahora ha sido puesto a disposición judicial.