Un africano que hacía de Baltasar en la cabalgata de Andoáin fastidia la ilusión a los niños: “Los padres son los Reyes”

Vergonzoso lo ocurrido en Andoáin.

Publicidad
Ha sido en la localidad de Andoáin, en Guipúzcoa, donde un africano no ha dudado en fastidiar, aunque sea por error, la ilusión de los Reyes Magos a los más pequeños.

 

Los políticos de la localidad decidieron elegir a un hombre africano para interpretar el papel de Baltasar en la cabalgata de los Reyes Magos, una decisión de la que se arrepentirán siempre, puesto que no dudó en tirar por tierra la ilusión de los más pequeños en un discurso que acabó descontrolándose.

Publicidad
Publicidad

Tras recorrer las calles de Andoáin, los Reyes Melchor, Gaspar y Baltasar acudieron al balcón del Ayuntamiento, donde cientos de niños, ilusionados, querían ver a los Reyes Magos.

Publicidad

Tal y como se ve en el vídeo, Baltasar habla ante los presentes hasta que finalmente rompe la ilusión de los más pequeños asegurando: “Acordaos de ponernos la leche y galletas, ¿vale? Y también los zapatos para que pongamos los regalos. ¿Seguro?”.

Cuando todo parecía que había terminado suelta ante la sorpresa y la indignación de los padres: “Los padres son los Reyes”.

Obviamente, estas palabras han indignado a cientos de personas, que a través de Twitter no han ocultado su enfado e indignación por la permisividad de los “progres” de dar voz a este tipo de irrespetuosos con las tradiciones españolas: “Una persona sin corazón, destrozando a cientos de niños la noche más mágica del año. Un sinvergüenza. Lamentable”.

“Debería estar penado atentar contra la inocencia y la ilusión de la infancia”, decían.

“No quise decir eso”

Posteriormente, el propio Baltasar, trató de explicar lo ocurrido, asegurando que se trató de un error: “Mi intención no era para hacer mal. Yo quería decir que los padres son los reyes de casa. Que son los que mandan en casa”.

Un medio libre que trata la actualidad que otros medios ocultan. Informamos de la cuestión migratoria, de la actualidad política y de ciertos delitos que muchos prefieren silenciar.