Un grupo de menores marroquíes agredió brutalmente a los agentes de la Policía Nacional en Melilla

Los medios callan: Un grupo de menores marroquíes agredió a los policías.

En las últimas horas varios medios de comunicación han informado de la presunta agresión de un grupo de policías fuera de servicio a un joven marroquí de 17 años.

 

Desde el Gobierno de Melilla se ha abierto expediente a varios policías que agredieron al joven musulmán menor de edad.

Publicidad
Publicidad

El Confidencial y otros medios de comunicación informan de que todo comenzó cuando este menor marroquí preguntó a un policía fuera de servicio qué hora era, a lo que el agente le respondió contestándole «puto mena de mierda».

Además, la familia del joven musulmán asegura que ese policía abofeteó al menor sin mediar palabra, pero lo cierto es que los agentes de la Policía Nacional fueron agredidos antes por un numerosos grupo de menas.

Publicidad

A través de Twitter, varias cuentas relacionadas con la Policía Nacional han explicado lo que la mayoría de medios de comunicación ocultas.

Varios agentes de la UIP de la Policía Nacional, que cenaban de paisano en un McDonalds de Melilla, fueron atacados por un grupo de menores marroquíes no acompañados. Estos usaron objetos.

Posteriormente, ante la intención de los agentes de abandonar la zona, fueron perseguidos y otro grupo numeroso de menores inmigrantes no acompañados atacó a los agentes de la Policía Nacional «hasta que llegaron más indicativos».

Varios agentes resultaron heridos

La agresión de los menores marroquíes a los policías nacionales dejaron varios agentes heridos. Uno de ellos recibió un golpe en la cabeza con una botella de cristal, mientras que el tío del menor que denuncia que fueron los policías quienes iniciaron la agresión, intentó atropellar a los policías con un todoterreno.

Ya en el hospital de Melilla, el médico que les atendió, de origen marroquí, quiso poner en el parte facultativo el nombre y apellido de los policías. También trató de acusarles de ir bajo los efecto de las drogas, algo totalmente falso.