Un grupo de menas magrebíes provocan una batalla campal en la localidad barcelonesa de Calella

Los vecinos están hartos de los menas

Fue el sábado cuando en la localidad barcelonesa de Calella, un grupo de menas magrebíes, protagonizaron una batalla campal que obligó a los Mossos d’Esquadra a desplegar agentes antidisturbios para evitar que se produjeran nuevas peleas.

Cerca de un grupo de cien personas acudieron delante del hotel Mirasol, donde se alojan los jóvenes tutelados por la Generalitat, un alojamiento pagado con dinero público.

Publicidad
Publicidad

Un grupo de estos jóvenes agotaron la paciencia de los vecinos del pueblo tras robar el móvil a un joven del municipio, menor de edad. El joven estaba paseando con una chica cuando sufrió el robo. Además, la chica recibió varios insultos machistas.

Publicidad

Cuando el joven intentó evitar el robo, se inició un enfrentamiento que ha acabado con los menas enfrentándose con los vecinos del pueblo, además de otras personas del municipio delante del hotel que se ha convertido en un centro de menas.

Los vecinos confirman que desde que los menas han llegado a Calella, se han disparado los hechos delictivos, principalmente robos, peleas y agresiones sexuales.

De momento, la Generalitat desmiente las palabras de los vecinos y afirma que este suceso es un hecho aislado, asegurando que los menas no están generando problemas graves.