UGT y CCOO vuelven a centrar las críticas de miles de personas tras encabezar la manifestación independentista en Barcelona

Los sindicatos siguen apoyando al independentismo.

Publicidad
El independentismo ha vuelto a salir a las calles de Barcelona para exigir la libertad de los golpistas encarcelados.

Además de Ada Colau y Roger Torrent, quienes no quisieron perderse la manifestación, también estuvieron los líderes sindicales catalanes. El líder de UGT, Camil Ros, acudió junto a Javier Pacheco, líder de CCOO en Cataluña, al ser miembros de la plataforma Espai Democràcia i Convivència.

El secretario general dE UGT de Cataluña, Camil Ros, defendió la puesta en libertad de los golpistas: “La mayoría de la sociedad catalana cree que la prisión preventiva no está justificada y, por tanto, pedimos que salgan en libertad Dolors Bassa y el resto de gente que está en la cárcel. La mayoría de la sociedad catalana también cree que no es momento de 155 ni de unilateralidad. No es momento de juicios ni de detenciones”.

Publicidad
Publicidad

“Estamos aquí porque creemos que es el momento de los puentes y no de bloques”, continuó.

Publicidad

Esta intensa defensa del independentismo ha provocado que numerosas personas vuelvan a criticar a ambos sindicatos, que siguen perdiendo afiliados: “Hoy es un día muy negro para los sindicatos catalanes. Se han sumado a una movilización auspiciada y liderada desde hace años por las clases medias y acomodadas para promover la insolidaridad con las clases trabajadoras del resto de España”.