Tres mujeres musulmanas obligan a una piscina pública a prohibir que un padre pueda nadar con su hija

El padre ha tenido que dejar de ir con su hija a las clases de natación.

Las libertades y los derechos de los europeos siguen yendo a menos con tal de contentar las ideas que tienen los musulmanes más cerrados de mente.

En Alemania, en la ciudad de Bremen, un padre ha visto prohibida su acceso a la piscina pública ante la petición de tres mujeres musulmanas.

Publicidad
Publicidad

Según informa el diario alemán ‘Bild’, Tim F., que solía ir a la piscina pública a nadar con su hija pequeña durante las clases a las que se había apuntado con ella para poder estar presente mientras su madre se encargaba de otros asuntos del hogar, ha visto como no podrá volver a disfrutar de la natación con su pequeña.

Este padre, que solamente quiere poder disfrutar de su hija, algo que es aplaudido por el resto de mujeres, no podrá seguir nadando con su hija por culpa de tres mujeres musulmanas que no quieren que haya hombres mientras ella está en la piscina.

«No puedes venir»

A través de un audio en WhatsApp, Svantje K., responsable del curso de natación destinado a las madres y a sus hijos, le explicó que no podía seguir acudiendo a nadar con su hija.

«Quiero hacerte saber que los miércoles solamente acuden mujeres y también hay una mujer musulmana. Por eso pienso que es mejor que sea tu mujer la que esté presente en las clases de natación. Desafortunadamente no puedes venir. Espero que lo entiendas», fue el mensaje que recibió Tim.

Tras recibir este mensaje, Tim ha tenido que dejar de ir a las clases de natación con su hija, ya que su mujer tampoco puede ir por falta de tiempo.

Deja un comentario

Por favor, deja tu comentario
Por favor, introduce aquí tu nombre