Traición de Sánchez a Venezuela

La ambigüedad de Pedro Sánchez ante lo acontecido en Venezuela es inaceptable.

El pasado miércoles 23 de Enero, el diputado Juan Guaidó, se autoproclamó Presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, y contó con el apoyo de la mayor parte de líderes internacionales –de los países democráticos-, siendo Donald Trump el primero en mostrar su respaldo al nuevo presidente venezolano.

Como era de esperar, los podemitas y los miembros de Izquierda Unida –abiertamente reconocidos simpatizantes del régimen comunista liderado por el usurpador Nicolás Maduro-, tildaron lo acontecido en Venezuela de “Golpe de Estado”, mostrando de esta manera su bajeza moral y su odio hacia la libertad de un pueblo que lleva sometido a una dictadura desde que Chávez tomó los mandos del país.

Publicidad

Algo que sí ha sorprendido bastante, ha sido la ambigüedad de Pedro Sánchez, el cual parece olvidar cuando hace 4 años, en 2015 condenaba rotundamente “la destrucción de las libertades democráticas en Venezuela”, y exigió al régimen de Maduro la liberación de todos los presos políticos; asimismo, calificó como “miserables” las muestras de apoyo de algunos miembros de Podemos, algo que puede denotar dos cosas: O no tiene valor para imponerse como presidente y está al servicio de sus socios los chavistas, o también le tiene cierta simpatía al dictador Maduro, lo cual sería excesivamente preocupante que lo pensase el presidente de un país democrático como es España.

Afortunadamente, la postura del presidente representa únicamente una mínima parte de la población en este país, y así quedó demostrado el pasado día 23, cuando miles de personas salieron a la calle en todas las provincias de España, para acompañar en la celebración a los venezolanos que habían convocado las concentraciones; y es que ya que cualquier persona amante de la libertad, debe mostrar solidaridad por nuestros hermanos venezolanos, y apoyar al actual presidente Juan Guaidó para conseguir que la democracia vuelva a Venezuela, y que así se produzca el reencuentro de miles de familias que se han visto obligadas a separarse, y todos juntos, volver a construir un país libre, próspero, y rico, que ni más ni menos, es lo que siempre ha sido.