Suspenden un torneo de fútbol de refugiados después de que estos iniciaran una batalla campal

El torneo tuvo que ser suspendido.

El objetivo del torneo anual de fútbol que se celebra en la ciudad de Zwickau es combatir la discriminación y la violencia, además de enseñar los valores de tolerancia y juego limpio.

Pero en esta ocasión, ni los propios protagonistas del torneo, refugiados e inmigrantes llegados recientemente a Alemania, fueron capaces de dar ejemplo al obligar a la organización a suspender la final, así lo informa el diario alemán ‘Freie Presse’.

Publicidad
Publicidad

Testigos aseguraron que la pelea se produjo por el odio que se tenían los dos equipos de la final, uno de ellos estaba formado por jugadores predominantemente africanos y el otro, jugadores procedentes de países árabes.

La pelea estalló cuando uno de los equipos quería usar un jugador que no había participado previamente en el torneo, algo a lo que el rival se negó, comenzando así una batalla campal que obligó a suspender el torneo.

Publicidad

«Jamás había visto tanto odio y tanta agresividad en un torneo de fútbol. Parecía que querían matarse entre ellos», afirmó un testigo.

Por su parte, René Hahn, coorganizador del torneo, explicó: «Tomamos la decisión de suspender el torneo porque queremos ser un ejemplo de tolerancia».