La mayoría de refugiados mienten sobre su edad para no ser expulsados

Tres de cuatro refugiados fueron sometidos a un nuevo método para evaluar su edad mediante el examen de los dientes y las articulaciones de las rodillas.

A principios de años, Suecia comenzó a realizar pruebas de edad a los refugiados llegados al país nórdico para descubrir a aquellos que habían mentido sobre su edad.

La agencia nacional de medicina forense sueca (Rättsmedicinalverket), ha realizado 581 test de edad a personas que eran sospechosas de ser mayores de edad y de esas 581 personas, un total de 442 mintieron al afirmar que eran menores de edad.

¿Cómo se sabe si alguien miente con su edad?

Publicidad

El método usado para saber si una persona es mayor de edad, consiste en realizar una radiografía a las muelas del juicio, además de una resonancia en las articulaciones de las rodillas. Tras ser analizadas por los expertos, se establece si el paciente es mayor o menor de edad. Pese a que el resultado no es exacto, sí existe un alto porcentaje de que no haya error alguno.

Publicidad

La Agencia de Migración defiende que encontrar a refugiados que mientan sobre su edad no es algo habitual, hecho que parece sí serlo viendo los resultados de las pruebas llevadas a cabo.

Publicidad

«No podemos negar que muchos refugiados afirman tener menos de 18 años para poder quedarse en Suecia», afirma Zlatan Hobb, uno de los responsables de llevar a cabo las pruebas.

«Entiendo que desde el Gobierno se quiera transmitir tranquilidad, pero los pruebas son evidentes», añade.

¿Por qué mienten los refugiados sobre su edad?

Muchos de los refugiados llegados a Suecia y otros países europeos afirman tener menos de 18 años. La mentira radica en la permisividad que se tiene con los menores de edad, puesto que en su gran mayoría, no son deportados, además de ser internados en centros de menores y recibir mayores ayudas.