Más de 600 inmigrantes saltan la valla de Ceuta de manera violenta hiriendo a guardias civiles con cal viva

Masivo salto en la valle de Ceuta.

foto archivo
Continua el efecto llamada. Más de 600 inmigrantes ilegales, de origen subsahariano, han saltado a primera hora de la mañana de este jueves la valla que separa Ceuta de Marruecos.

Fuentes fronterizas han confirmado que se trata de «una de las entradas más violentas y numerosas de los últimos tiempos».

Los agentes, pese a que han conseguido detener a centenares de inmigrantes en suelo marroquí, y la Guardia Civil ha devuelto numerosos inmigrantes al país vecino, más de 600 inmigrantes han logrado acceder a Ceuta al saltar la valle y agredir a varios agentes.

Publicidad
Publicidad

Fuentes policiales confirman que el salto en grupo de la valla se ha producido a primera hora de la mañana, sobre las siete de la mañana, en la zona de la Finca Berrocal.

Publicidad

Es esta zona la más débil de la valla fronteriza, ya que existen varias zonas sin que las cámaras de vigilancia tengan acceso, por lo que no llegan a detectar a los inmigrantes que durante algo más de una hora, han hecho todo lo posible por saltar la valle, incluso han atacado con piedras, hierros y otros objetos a los agentes, marroquíes y guardias civiles, que han tratado de contener el asalto y han sufrido «golpes, heridas y quemaduras».

En total hay 16 agentes sufren trastornos respiratorios y conjuntivitis tras haber sido rociados con cal viva. Otros resultaron heridos con el lanzamiento de piedras y el ataque de garfios.

Además, según han confirmado a Caso Aislado, algunos inmigrantes han usado hasta «radiales con baterías» para cortar la malla del vallado fronterizo.