Publicidad

Se confirma el efecto llamada: Frontex anuncia que solamente en junio llegaron a España 6.000 inmigrantes ilegales

Frontex describe la situación de "muy preocupante"

Publicidad

Pese a que desde Podemos y PSOE se insiste en que el efecto llamada es una falsedad dicha por los «xenófobos» y «racistas», Frontex ha confirmado que la situación migratoria que vive España «es muy preocupante».

Recientemente nos hacíamos eco de las declaraciones de Pablo Echenique, secretario de Organización de Podemos, llamando «racistas» y «xenófobos» a todos aquellos ciudadanos, autoridades y agentes fronterizos que alertaban del efecto llamada, asegurando que «era totalmente falso» y que incluso la llegada de inmigrantes ilegales estaba disminuyendo.

Publicidad

Pero una vez más, ha quedado claro que desde Podemos, sobre todo Pablo Echenique, habla desde el más absoluto desconocimiento.

Publicidad

En declaraciones al diario alemán ‘Welt’ y que recogemos en Caso Aislado, Fabrice Leggeri, director de Frontex, ha reconocido que «su mayor preocupación es España».

Publicidad

Solamente en junio, se produjeron 6.000 cruces fronterizos irregulares desde África a España, una cifra que confirma que el efecto llamada es una realidad.

«Si los números siguen aumentando, España vivirá una situación que puede llegar a ser insostenible», dice Leggeri, añadiendo que la mitad de esos 6.000 inmigrantes ilegales fueron marroquíes y el resto, de diferentes países de África Occidental.

Publicidad

Frontex alerta de que las mafias migratorias están ofreciendo la entrada por España como una alternativa a viajar a Libia y Argelia para cruzar el Mediterráneo en pateras.

Laggeri defendió la posibilidad de instalar centros de refugiados en África para evitar que las ONGs los lleven a Europa después de ser recogidos en alta mar: «Tenemos que poner fin al comercio criminal que están protagonizando las mafias».

Publicidad

Claro y decidido con la información que publica. Es una de esas personas que le da igual las críticas. Él siempre informará de lo que deba informar aunque moleste a alguien.