Abascal sale victorioso del debate y convence a miles de españoles para que voten a VOX

Santiago Abascal aprovechó su primer debate electoral

Santiago Abascal salió victorioso del debate en el que también estuvieron Pablo Casado, Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Albert Rivera. El presidente de VOX aprovechó el debate electoral para mostrar la verdadera cara del partido, quitándose de encima la etiqueta de «ultra» que tanto se empeñan en poner desde la izquierda. Con una actitud serena y manteniendo la calma en todo momento, el líder de VOX supo mostrar a los españoles qué medidas defiende VOX y qué políticas quiere implementar su partido.

Por primera vez en la historia, se escuchó en un debate electoral que los inmigrantes ilegales suponen un problema de seguridad para los españoles. Santiago Abascal recordó, ante el silencio del resto de participantes, que la mayoría de las manadas están formadas por inmigrantes, un dato que hasta ahora ha sido escondido por la mayoría de medios de comunicación.

Publicidad

Publicidad

Además, Santiago Abascal fue el único de los líderes políticos que defendió la cadena perpetua a violadores como medio para proteger a las mujeres: «Yo creo que a las mujeres tenemos que garantizarles seguridad haciendo que los violadores no salgan de la cárcel».

E insistió que la política social «debe ser primero para los españoles»: «Tenemos que hablar de la política social primero para los españoles».

Publicidad

Cataluña fue el primer tema en ser tratado

El debate electoral se inició con Cataluña siendo la gran protagonista. Santiago Abascal defendió que hay que suspender la autonomía del territorio catalán para acabar con el control de TV3 por parte del separatismo: «Lo primero que haríamos sería suspender la autonomía de Cataluña, ilegalizar a los partidos golpistas y poner a Torra a disposición judicial. Esto es actuar con proporcionalidad frente a la gravedad de lo que está pasando».

Cara a cara entre Santiago Abascal y Pablo Iglesias

Uno de los momentos más destacado, sino el que más, fue el cara a cara que protagonizaron Santiago Abascal y Pablo Iglesias. El presidente de VOX vapuleó al líder de Podemos: «No me va a dar lecciones de democracia ni de defensa del orden constitucional. Yo me jugaba la vida amenazado por ETA en el País Vasco mientras usted presumía de que ETA tenía perspicacia política».