Sánchez regala a Marruecos la propiedad española el Gran Teatro Cervantes de Tánger para contentar a Mohamed VI

Pedro Sánchez ha regalado un edificio histórico a Marruecos.

El Gobierno de Pedro Sánchez ha decidido regalar a Marruecos una propiedad que era de España desde 1928.

El Consejo de Ministros, a petición del Ministerio de Asuntos Exteriores, ha aprobado la «donación irrevocable» del Gran Teatro Cervantes de Tánger a Marruecos.

Publicidad
Publicidad

Este teatro, que fue el más grande del norte de África con capacidad para 1.400 personas, se ha convertido en propiedad de Marruecos tras la decisión adoptada por el Gobierno de Sánchez.

Publicidad

España podrá recuperar la propiedad si Marruecos no cumple con las condiciones

Desde La Moncloa han defendido su decisión y confirman que Marruecos tendrá la obligación de restaurar el Teatro además de ofrecer una programación relacionada con España: «Se trata de un inmueble de indudable valor arquitectónico y cultural que precisa una fuerte inversión para su rehabilitación, lo que las distintas Administraciones españolas no han podido ofrecer».

«Por ello, y habiendo estudiado las posibles opciones para su puesta en funcionamiento, se decidió proceder a su cesión a Marruecos, respondiendo así a la oferta del Gobierno marroquí de restaurar y gestionar el teatro a cambio de la cesión de su propiedad y con el compromiso de mantener un componente español en la programación cultural, teniendo lugar la reversión de la propiedad a España en caso de que no se llevase a cabo la restauración del inmueble o este se destinase a fines distintos de los acordados», han añadido en la explicación para excusar el regalo a Marruecos.