Sánchez insiste en dejar sin Centros de Educación Especial a 35.000 niños discapacitados ante la indignación de los padres

Pedro Sánchez, el mismo que presume de haber mejorado el bienestar de todos los españoles durante su corta presencia en La Moncloa, está decidido a destrozar la vida de 35.000 familias.

El aún presidente del Gobierno quiere cerrar los Centros de Educación Especial, una decisión que es apoyada por el Comité Español de Representación de Personas con Discapacidad (CERMI).

Esta voluntad del Gobierno socialista ha provocado que los padres hayan pedido a Sánchez que recapacite su decisión, puesto que son centros educativos «muy necesarios».

Pedro Sánchez y el CERMI defienden que los 35.000 niños y jóvenes discapacitados que hay en España deben estudiar en colegios ordinarios, eliminando la posibilidad de que los padres puedan elegir la mejor educación para sus hijos.

El líder socialista considera que los Centros de Educación Especial segregan y discriminan a los jóvenes con discapacidad, una idea totalmente rechazada por la plataforma ‘Inclusiva sí, Especial también’.

En declaraciones a OKDiario dejan claro que estos centros son cien por cien necesarios: «El cierre de estos centros supondría gravísimos problemas de aprendizaje, de convivencia, acoso y bullying, el bienestar, la salud mental y social del menor».

«Si un padre considera que su hijo se va a desarrollar mejor en un centro ordinario, con sus hermanos por ejemplo, tiene todo el derecho a llevar a su hijo a un centro ordinario», añaden.

Redacción CasoAislado
Un medio libre que trata la actualidad que otros medios ocultan. Informamos de la cuestión migratoria, de la actualidad política y de ciertos delitos que muchos prefieren silenciar.

Comparte:

Populares

Noticias similares