Ridículo de Podemos en el arranque de campaña: solamente van 300 personas a la pegada de carteles

Nuevo ridículo de Podemos.

Fuente: @KikoRosique

Podemos ha protagonizado su enésimo ridículo. En esta ocasión ha sido en un descafeinado arranque de campaña en el que se ha demostrado que la formación morada apenas levanta pasiones.

En un arranque de campaña pobre, al que apenas acudieron 300 personas, Pablo Iglesias y Alberto Garzón, ofrecieron discursos de cinco minutos, posaron para las cámaras pegando carteles y se fueron pitando en un acto que muestra la situación real de Podemos.

Publicidad
Publicidad

Con el lema ‘La historia la escribes tú’, Pablo Iglesias y Alberto Garzón protagonizaron una pegada simbólica de carteles en un mural colocado por Podemos.

Al grito de «presidente, presidente», Pablo Iglesias y su compañero de formación, posaron ante las cámaras en un acto en el que casi había más periodistas que simpatizantes de Podemos.

Publicidad

Pablo Iglesias aprovechó el acto para exigir la liberación de Assange y denunciar el abuso del «poder»: «La mentira es una de las grandes amenazas de la democracia española. Las urnas tienen que llenarse de pequeñas verdades. Las verdades de los pensionistas, de los que tienen dificultades para llegar a final de mes…En estas elecciones va a haber sorpresas y vamos a hacer una campaña para llenar las urnas de verdades».