Refugiados sirios atacan con cuchillos a varias personas en una discoteca de Alemania al grito de ‘Allahu Akbar’

Nuevo ataque en Alemania.

Alemania está viviendo numerosas manifestaciones contra la inmigración. Pese a que los principales medios insistan en que se tratan de manifestaciones protagonizadas por neonazis, la realidad es que son miles de alemanes, de todas las ideologías, las que están exigiendo un país mucho más seguro.

No es de extrañar que estas manifestaciones sigan sucediéndose, sobre todo cuando se producen ataques como el que tuvo lugar en Frankfurt.

Publicidad

Un grupo de refugiados sirios entró esta fin de semana en la discoteca Frosch, situada en la ciudad alemana, con el objetivo de atacar a los presentes que estaban disfrutando de una fiesta de los 90.

Un grupo de diez refugiados sirios entraron en el club con cuchillos y palos, al grito de ‘Allahu Akbar’ y con el objetivo de atacar a los presentes.

Publicidad

«Vamos a mataros a todos»

Ulrich Scherding, fiscal jefe de Frankfurt, reconoció que los refugiados sirios gritaron «somos árabes y vamos a mataros a todos».

Todo comenzó cuando dos refugiados sirios abandonaron el club tras protagonizar una pelea con los allí presentes. Al rato, regresaron con más amigos, todos ellos sirios, armados con cuchillos y barras de hierro.

«Vamos a matar a todos», gritaron mientras otros de los sirios gritaban ‘Allahu Akbar’ (Dios es grande).

Publicidad

«De repente fueron corriendo a por los invitados. Los atacaron con los palos, les tiraron piedras y les amenazaron con cuchillos. Eso provocó el pánico entre los presentes», dijo Scherding.

«Empezaron a amenazar y atacar a los presentes en la fiesta», contó Dirk Schöbe, responsable de la discoteca en declaraciones en el ‘Morgenpost’ y que recogemos en CasoAislado.com.

«La gente trataba de huir como podía. Algunos se escondieron debajo de los coches aparcados en la calle, otros se escondieron en los baños. Vivimos una auténtica pesadilla», explicó Schöbe.

Todos los atacantes eran refugiados sirios

«Sabemos que todos ellos eran refugiados sirios. Hemos arrestado a dos personas. Un joven de 20 años y otro de 22 años, ambos sirios. Confíamos en realizar más detenciones», dice el fiscal jefe de Fankfurt.

El joven sirio de 20 años, ya fue detenido a mediados de agosto tras atacar a otro joven con un bate de béisbol.

El propio alcalde de Frankfurt, René Wilke, de la izquierda alemana, ha reconocido que «este grupo de jóvenes solamente causan problemas».

«Debemos tomar medidas. No podemos permitir que la seguridad de los alemanes esté en entredicho», continuó.