Un refugiado sirio viola a una joven y trata de excusarse diciendo que «viene de una cultura diferente»

El refugiado trató de excusarse.

En Suiza no se andan con rodeos. El Tribunal Supremo de Zúrich ha condenado a cuatro años de prisión a un refugiado sirio de 31 años que violó en varias ocasiones a una joven.

Los hechos ocurrieron en 2016, pero fue la semana pasada cuando este refugiado sirio, que trabajaba en un peluquería, violó a una joven que ahora tiene 22 años.

Publicidad
Publicidad

En junio de 2017, el Tribunal del Distrito de Winterthur lo declaró culpable de violación múltiple, intento de agresión sexual y acoso sexual, siendo condenado a cuatro años de prisión y una multa de 500 francos. Ahora, el Tribunal Supremo de Zúrich ha confirmado dicha sentencia, además de que será expulsado del país durante ocho años.

Este refugiado sirio violó a la joven en el sótano de una peluquería en la que trabajaba y daba clases a la víctima. Los abusos sexuales se produjeron durante tres semanas hasta que la joven denunció los hechos.

Durante el juicio, el hombre sirio trató de excusarse alegando que viene de una cultura diferente: «Vengo de una cultura diferente. Pensé que se estaba conteniendo porque es tímida».

Además, el acusado aseguró que estaba «muy enamorado de ella», algo que negó durante la primera fase de la investigación.

Afortunadamente el Tribunal Supremo de Zúrich confirmó la sentencia de cuatro años de prisión y ocho años sin poder regresar a Suiza.

5 Comentarios

  1. Cuánto degenerado! Solo 8 años de expulsión es muy poco. Más para esta gente que entra sin documentación o con ella falsificada, cunado les da la gana. Habría que tomarles las huellas dactilares, la foto y que no pisen Europa en su puñetera vida, nunca más.

    Europa tiene que empezar a defenderse.

  2. Cuánto degenerado! Solo 8 años de expulsión es muy poco. Más para esta gente que entra sin documentación o con ella falsificada, cunado les da la gana. Habría que tomarles las huellas dactilares, la foto y que no pisen Europa en su puñetera vida, nunca más.

    Europa tiene que empezar a defenderse.

Deja un comentario

Por favor, deja tu comentario
Por favor, introduce aquí tu nombre