Un refugiado sirio tras apuñalar a una joven en un supermercado: «Mi religión permite apuñalar si te miran mal»

La sentencia se conocerá en septiembre.

Ocurrió en Hannover a finales de marzo, pero no ha sido hasta este mes de agosto cuando se ha iniciado el juicio contra el refugiado sirio, de 17 años, que apuñaló a una joven de 24 años en un supermercado.

Ese día, Vivien K., estaba trabajando como un día más. Atendía con su característica sonrisa a cada uno de los clientes que pasaban por caja cuando desgraciadamente coincidió con Abdullah A., un refugiado sirio de 17 años que estuvo a punto de quitarle la vida.

Publicidad

Vivien K., decidió acudir al juicio, acompañado de s novio sus abuelos y su abogado Dimitrios Kotios: «Quiero mirarlo a los ojos», dijo la joven al diario ‘Bild’.

Publicidad

Durante el juicio, el refugiado sirio, que llegó a Alemania en 2013, no se mostró arrepentido de lo ocurrido en aquel supermercado. Todo lo contrario, se defendió e incluso justificó su actuación.

Publicidad

Pese haber sido acusado de intento de homicidio por apuñalar a la joven de 24 años, a la que le rompió las costillas, le lesionó el hígado, el estómado, el riñón y el intestino, el joven no muestra arrepentimiento alguno.

«Soy un refugiado modelo. Los conflictos con el cuchillo son algo habitual en mi país. Son costumbres regionales. Si alguien me insulta, puedo apuñalar. E incluso en algunos casos puedo matar a esa persona», defendió. «Mi religión no impide este tipo de actos».

Pero en esta ocasión, el único error de Vivien fue el de tratar separar a unos jóvenes que se estaban peleando, entre los que estaba Abdullah, que reaccionó apuñalándola con un cuchillo de 10 centímetros.

Se espera que sea el próximo 11 de septiembre cuando se conozca si finalmente el refugiado sirio es enviado a prisión.