Un refugiado sirio mata a un empleado de Cruz Roja en Alemania

Nuevo caso de asesinato protagonizado por un refugiado sirio.

Sigue la decepción con los refugiados. Alemania, uno de los países que más refugiados acogieron en la crisis del año pasado, ha vuelto a ver cómo un ciudadano alemán ha fallecido asesinado por un refugiado que llegó procedente de Siria.

Fue este miércoles, a las diez de la mañana, cuando el refugiado, que había solicitado asilo en Alemania, acudió a su cita con su asesor de la Cruz Roja en un centro de atención psicológica para refugiados de la ciudad de Saarbrücken.

Publicidad
Publicidad

El refugiado de 27 años, que acudió para ser ayudado, comenzó a discutir con su asesor hasta llegar al punto de perder el control y matarlo. No fue hasta pasado unos minutos cuando sus compañeros, al preguntarse por qué el psicólogo no daba paso a la siguiente cita en la agenda, descubrieron el cuerpo envuelto en un charco de sangre.

El asesor de Cruz Roja falleció en el mismo lugar de los hechos pese a que sus compañeros trataron de frenar las hemorragias y reanimar su corazón.

Publicidad

El asesino fue detenido

La Policía confirmó la detención del refugiado sirio poco después.

«Estaba junto a la puerta de un restaurante de comida rápida. Los agentes bajaron del coche y se acercaron a él. Enseguida lo redujeron y quedó tumbado en el suelo hasta que llegaron más coches patrulla y se lo llevaron detenido», explicó un testigo.

Por su parte, Oskar Lafonatine, político en El Sarre, dijo al diario Die Linke: «Estamos conmocionados. Es especialmente triste que un ciudadano que se dedicaba precisamente a ayudar a los refugiados, que hace un trabajo tan importante, haya sido atacado de esta manera y asesinado. Nuestros pensamientos están con sus familiares y ahora lo importante es que se esclarezcan completamente los hechos para tomar las medidas necesarias y que algo así no vuelva a suceder».