Un refugiado africano mata a un sacerdote en plena misa golpeándole con una cruz de metal

El refugiado camerunés golpeó al cura hasta la muerte.

Publicidad

Un refugiado africano, Lois Sindbad, de 27 años y procedente de Camerún, ha reconocido ser el autor del asesinato del cura Alain-Florent, de 54 años y que fue asesinado el 22 de febrero del año pasado durante una misa en Berlín.

El refugiado africano golpeó al cura con una cruz de metal hasta su muerte. No contento con ello, le metió un paraguas por la garganta, así lo informa el diario austriaco ‘Wochen Blick’.

Publicidad

El autor del asesinato llego a Alemania en 2014 procedente de Camerún. Lo hizo con la etiqueta de refugiado. En su solicitud de asilo aseguró ser cristiano, pero ahora asegura que el asesinato se debió a que estaba poseído por “un fantasma”.

Publicidad

Según su historia, un fantasma ya logró poseer a su hermano, que también vive en Alemania.

Publicidad

Desesperado por intentar evitar que el fanstasma siguiera poseyéndole, pidió ayuda al cura, que realizó una misa ante la petición del refugiado. Fue durante la celebración de la misma cuando el africano acabó con su vida.

Se encuentra ingresado en un centro psiquiátrico

Actualmente, tras asesinar al cura Alain-Florent, se encuentra encerrado en un hospital psiquiátrico a la espera de que su juicio, que se celebra en el Tribunal Regional de Berlín, siga adelante.