¡Qué injusticia! El perro que defendió su casa de un ladrón rumano que acumula 70 detenciones será sacrificado

Eran las doce de la noche cuando un ladrón de origen rumano asaltó una vivienda en un pueblecito de Huelva. Los ladridos del perro alertaron a todos los vecinos. Cuando los dueños salieron al jardín a ver lo que ocurría se encontraron de frente con el asaltante. Había saltado la valla para aparentemente robar una bicicleta.

Iba armado con una navaja y una barra de hierro. Pero Curro, un Alano español que se encontraba durmiendo en el patio no se lo iba a poner fácil. Al ver saltar al hombre se levantó y éste, intentó amedrentarle con la barra metálica. El perro, para defenderse, le mordió. La policía también encontró la navaja medio abierta tirada en el suelo.

El mordisco del can amputó tres dedos de la mano al ladrón, que a consecuencia de las heridas no pudo huir. Cuando llegó la Guardia Civil le encontró allí. Al llegar, la policía le llamó por su nombre. Era de sobra conocido. Trabajaba de temporero y tenía más de 70 antecedentes en menos de dos años.

Ahora, según informa el portal experto en caza, ‘club-caza.com’, el juzgado ha remitido una carta a los dueños del perro reclamando su sacrificio en un plazo máximo de 72 horas, por considerarlo peligroso. Su familia dice de él que es un perro «noble y tranquilo».

Nosotros en Caso Aislado nos preguntamos cuál debió de ser la reacción del perro que se habría considerado justa. ¿Dejarse golpear y apuñalar? El can se defendió con la única arma que tenía en su poder, que es su boca, y ante un agresor que había entrado en su jardín de manera clandestina.

Estaremos pendientes del final de este caso.

Manuel Mic
Una persona que dice lo que piensa. Experto en macroeconomía. Sus artículos están llenos de realidad que ayudan a que nuestros lectores a conocer la actualidad tanto nacional como internacional.

Comparte:

Populares

Noticias similares