Podemos insulta a los españoles que se manifiestan contra los centros de menas y los llama «racistas» y «xenófobos»

Podemos desprecia a los vecinos de Sevilla que se manifestaron

Los vecinos de Sevilla, tal y como informamos en CasoAislado.com este lunes, se manifestaron para volver a mostrar su rechazo por la voluntad del PSOE de abrir un nuevo centro de menas.

La manifestación, que reunió a 300 personas, fue organizada por las asociaciones de vecinos de Miraflores-Trinidad, Vecinos y comerciantes la Macarena y Pumarejo-San Luis, recorrió las calles de Los Polancos, Avenida de Miraflores, Ronda de Capuchinos hasta llegar al Parlamento de Andalucía.

Publicidad

Preocupados por la posibilidad de que el centro de menas esté en su barrio, los vecinos presentaron la semana pasada un escrito a la Alcaldía de Sevilla para mostrar su rechazo a esta decisión, ya que insisten que el barrio «no está preparado para tener este tipo de centros».

Publicidad

Esta manifestación pacífica y cívica, en la que no se escuchó ningún comentario racista y xenófobo, ha recibido numerosas críticas por parte de Podemos. La formación de extrema izquierda la ha calificado de «xenófoba» y «racista», asegurando que los vecinos siguen el discurso de odio de VOX.

Publicidad

«VOX está tratando de insuflar el odio en La Macarena con la excusa de la apertura de un centro acogida para menores extranjeros no acompañados MENAs. No podemos permitir los discursos engañosos que alientan discursos racistas y de odio al pobre. Ayer vecinos de la Macarena daban respuesta al discurso xenófobo y contra el menor», han dicho desde Podemos.

Hay que destacar que los vecinos se manifestaron por su cuenta y VOX, como partido con representación en el Ayuntamiento de Sevilla y en el Parlamento Andaluz, solamente quiso estar presente para mostrar su apoyo a los vecinos preocupados.

VOX sale en defensa de los vecinos

Desde VOX han respondido a la formación podemita recordando a  los progres que en la manifestación no hubo ni odio ni racismo: «Esto no va de odio ni de racismo, sino de vecinos que quieren seguridad para su barrio y sus familias; Demandas justas de asociaciones vecinales que piden que no se abran más centros de acogida en una zona ya saturada. ¡Dejar de insultar y coaccionar a los vecinos!».