Pedro Sánchez suministrará medicamentos no aprobados por la Unión Europea para ahorrar costes

Publicidad

Los decretos sociales de Pedro Sánchez empiezan a afectar a los servicios públicos españoles. El Plan de Terapias avanzadas del Gobierno socialista va a permitir la entrada en el sistema sanitario español a fármacos que no hayan pasado los controles farmacológicos de la Agencia Europea de los Medicamentos (EMA).

A pesar de que la normativa europea exige que todos los fármacos comercializados en la eurozona sean aprobados por la EMA, el Ministerio de Sanidad ha diseñado una trampa para evitar estos controles. En la “trampa” presentada por Sánchez, se da pie a los hospitales al inicio de terapias experimentales sin que se tenga que cumplir el protocolo estricto que marca la EMA.

Publicidad
Publicidad

El objetivo es obvio, ahorrar costes. Determinados medicamentos que sí son aprobados por la EMA tienen precios muy altos, y determinados hospitales, a través de sus propias investigaciones, están ofreciendo alternativas similares a precio mucho más económico para las arcas públicas. La contra partida sería la poca o nula información de la que se dispone sobre esos medicamentos. 

Publicidad

Varios expertos dudan de la rentabilidad real de estos tratamientos, puesto que en muchos casos la efectividad es notablemente inferior a su variante patentada, y podría estar poniéndose en peligro la vida de los pacientes sin justificación.

Claro y decidido con la información que publica. Es una de esas personas que le da igual las críticas. Él siempre informará de lo que deba informar aunque moleste a alguien.