Pedro Sánchez quiere imponer penas de 4 años de prisión a los que duden de la memoria histórica

Pedro Sánchez quiere condenar con penas de cuatro años de prisión y de 15 años sin empleo a aquellos españoles que duden de la reforma de La ley de Memoria Histórica.

Tras alcanzar la presidencia, Pedro Sánchez ha confirmado que se reformará la ley de Memoria Histórica, que perseguirá a aquellos españoles que se nieguen a hablar negativamente de la época franquista.

El texto que presentó el pasado mes de diciembre el propio PSOE, avala una modificación de los artículos del Código Penal para «castigar a las autoridades y funcionarios públicos que incumplan esta ley o se nieguen a aplicarla».

El Gobierno socialista defiende que puedan ser condenados con penas de cuatro años de prisión e inhabilitación de empleo durante 15 años a aquellas autoridades o cargo público que «por sí mismo o como miembro de un organismo colegiado hubiese resuelto o votado en contra de medidas que supongan la aplicación y desarrollo de leyes o disposiciones normativas de carácter general relativas a la memoria democrática y a la reparación de víctimas de la Guerra Civil Española y del franquismo, resultando en el bloqueo e incumplimiento de las mismas».

Pero Pedro Sánchez no solamente va a perseguir a aquellos españoles que no piensen como él, sino que también censurará los medios de comunicación que no apoye la Ley de Memoria Histórica «elaborando escritos u otra clase de material para fomentar conductas contra las víctimas de la Guerra Civil Española y del franquismo».

María S.http://C.
Deportista, apasionada de la música. Tengo 29 años y vivo en Valencia. No me asusta que me critiquen por escribir sobre aquello que creo. Si quieres opinar sobre mis artículos puedes hacerlo en redaccion@casoaislado.com.

Comparte:

Populares

Noticias similares