Pedro Sánchez no hace nada para frenar la escalada de los combustibles, que ya han subido un 9% desde enero

Los combustibles encadenan su sexto mes consecutivo de subidas, y el precio del diesel ya se encuentra de promedio a 1,23€ por litro. Llenar el depósito supone de media 6 euros más que en el mes de enero, y la tendencia continúa al alza. Si Sánchez repostara personalmente su Falcon 900, estamos seguros de que la tendencia cambiaría.

Pero Pedro Sánchez no parece estar preocupado en estos problemas, pese a que el gasto medio por conductor supone de media 1.200 euros al año, 600 de ellos en impuestos, uno de los más altos junto al gasto en calefacción, alimentación, hipoteca y electricidad. Además, el sector del transporte tiene una gran influencia sobre la inflación, debido a que prácticamente la totalidad de las mercancías son transportadas por medios movidos por gasoil.

En el gráfico se puede apreciar la tendencia. Desde principio de año la gasolina ha aumentado un 7,6% y el gasoil un 8,8%. A pesar de estos datos, hay mucho margen por parte del Gobierno para ajustar estos precios y que el consumidor no los sufra. Nuestro país, pese a ser uno de los que dispone de hidrocarburos más económicos dentro de la Eurozona, también es de los que más grava los carburantes.

  • Diesel
  • Sin Plomo 95

Si comparamos el precio con y sin impuestos de Gasolina Sin Plomo 95 y Gasoleo A (El usado por el transporte terrestre) vemos que se dobla el precio, con gravámenes superiores al 90%. La cantidad porcentual varía mensualmente debido a que algunos impuestos llevan una cantidad fija por tonelada y otros un porcentaje sobre el precio, como el IVA o el famoso «céntimo sanitario».

  • Sin Impuestos
  • Con impuestos

Como se puede observar, el gasoleo para calefacción tiene una tributación más baja que el resto, pero a pesar de todo es mucho más caro en comparación al gas natural, cosa comprensible por su contaminación. El margen de reducción de precio por parte del Gobierno es altísimo, y nadie está haciendo nada por solucionarlo. Sólo reduciendo la tributación a los transportistas, como ya sucede con el gasoil agrícola, ayudaría a bajar los precios y la gente mejoraría su poder adquisitivo. Sin embargo, la intención política es nula y el mercado no para de aumentar precios.

Manuel Mic
Una persona que dice lo que piensa. Experto en macroeconomía. Sus artículos están llenos de realidad que ayudan a que nuestros lectores a conocer la actualidad tanto nacional como internacional.

Comparte:

Populares

Noticias similares