Pablo Llarena rechaza la extradición de Puigdemont solamente por malversación

Pablo Llarena ha rechazado la entrega del golpista.

Publicidad

Pablo Llarena ha decidido no aceptar la entrega de Carles Puigdemont solamente por malversación.

El magistrado del Tribunal Supremo, no contempla aceptar que el golpista Puigdemont sea solamente juzgado por malversación, un delito cuya pena máxima es de 12 años, es por ello por lo que ha decidido retirar la euroorden.

Publicidad

Este jueves se conocía la decisión del tribunal de Schleswig-Holstein de aceptar la extradición de Puigdemont, pero solamente por un delito de malversación, algo que Pablo Llarena considera de insuficiente habiendo claros indicios de que también hubo un delito de rebelión, por eso sólo aceptará la entrega del prófugo por parte de la justicia alemana si el tribunal incluye también la posibilidad de juzgarle también por dicho delito.

Publicidad

El delito de malversación, al haber superado la cifra de 250.000 euros, tendría una pena de entre seis y 12 años, pero al ser un delito económico, Puigdemont podría restituir lo malversado, lo que evitaría que Llarena pudiera enviarlo a prisión provisionalmente además, se reduciría drásticamente la pena, algo que el juez no está por la labor de aceptar.

Publicidad

Además, de aceptar la extradición alemana, Pablo Llarena tendría que levantar la suspensión de sus funciones como diputado, lo que unido a una libertad provisional, le permitiría volver a ser presidente de la Generalitat.