Numerosos países comienzan a informar de lo peligrosa que es Barcelona por culpa de los delitos protagonizados por menas

La inseguridad de Barcelona traspasa fronteras

La inseguridad de Barcelona ya traspasa nuestras fronteras. Son varios los países de todo el planeta que están informando a sus ciudadanos del peligro que tiene viajar a la Ciudad Condal por la inseguridad que se vive en la ciudad controlada por Ada Colau.

La incapacidad de la alcaldesa podemita de frenar los delitos de los menas magrebíes ha provocado que la imagen internacional de Barcelona se hunda al ser vista como una ciudad peligrosa para el turismo.

Publicidad

En Francia ya saben de lo peligrosa que es Barcelona. Ya son varios los turistas franceses atacados por menas magrebíes o carteristas extranjeros en la Ciudad Condal y es por ello por lo que en el país galo se ha extendido la inseguridad que se vive en la ciudad.

Publicidad

Lo mismo ocurre en Asia. Tras la muerte de una viceministra de Corea del Sur tras un robo violento, Barcelona ha perdido muchos puntos para ser un destino turístico para los coreanos.

Publicidad

A esos países hay que sumar Canadá y Australia. Ambos países advierten de los riesgos que existen al visitar la ciudad.

Por ejemplo, el Gobierno australiano explica: «Los delitos menores se han convertido en un serio problema en Barcelona, especialmente en zonas turísticas y transportes públicos».

Además, detallan que los ladrones «suelen fijar como objetivos las atracciones turísticas, el transporte público, las estaciones de ferrocarril, las terminales de cruceros, los museos, las playas, los restaurantes y hoteles, especialmente durante la temporada alta del turismo. Muchos robos ocurren en terrazas, donde las bolsas se colocan en los respaldos de las sillas o en el suelo».

En Canadá, el gobierno también ha avisado que los «carteristas son frecuentes»