Publicidad

No interesa a los progres: dos lesbianas asesinan brutalmente a un niño de 9 años

La parejas de lesbianas han sido detenidas

(Foto: Alexandre de Paula / Correio Braziliense)
Publicidad

Es habitual que los medios de comunicación se hagan eco de los asesinos en el que por desgracia las víctimas son niños. Pero en esta ocasión, solamente los medios brasileños han informado del terrible asesinato protagonizado por una pareja de lesbianas.

Rosana Auri da Silva Cândido y Kacyla Priscyla Santiago Damasceno asesinaron el pasado 30 de mayo a un niño de solamente 9 años, Rhuan Maycon da Silva Castro.

Publicidad
Publicidad

Este niño, según informa el medio brasileño Correio Braziliense, fue castrado por la pareja de lesbianas hace un año, cortándole el pene. Y pocoantes de ser detenidas, la pareja de lesbianas asesinaron al niño cuando dormía, apuñalándole en varias ocasiones.

Pero no contentas con ellos, estas salvajes mujeres no dudaron en descuartizar y decapitar el cuerpo sin vida del niño, tratando de esconder los restos del pequeño en dos mochilas escolares. Incluso la pareja de la madre, trató de quemar los restos de la víctima en una barbacoa, así lo informa el diario O Tempo.

Publicidad

Los restos del menor fueron encontrados en el interior de dos mochilas infantiles por un grupo de jóvenes que estaba jugando al fútbol. Fueron ellos mismos los que avisaron a la Policía.

Publicidad

Secuestraron al menor hace cinco años

Esta pareja de lesbianas habían secuestrado al pequeño hace cinco años, cuando su madre, Rosana Auri da Silva perdió la custodia en favor de su padre. La mujer, en vez de entregar al niño, decidió secuestrarlo, fugándose con su novia.

Los investigadores han afirmado que el asesinato se podría haber producido porque la madre asociaba al menor asesinado con su padre, por el que habría sido maltratada años atrás.

Publicidad

Un medio libre que trata la actualidad que otros medios ocultan. Informamos de la cuestión migratoria, de la actualidad política y de ciertos delitos que muchos prefieren silenciar.