Un anciano es apalizado por beber una cerveza en la terraza de un kebab

Así fue la terrible paliza a un hombre que bebía una cerveza en una terraza.

Publicidad
Terribles imágenes la que circulan en las redes sociales. Este sábado por la noche, en París, un terrorista al grito de ‘Allahu Akbar’, mataba a una persona y dejaba cuatro heridos, confirmándose que París vive unos momentos muy complicados con el islam más radical.

 

Publicidad

Pues bien, este domingo, en Bélgica, un anciano recibió una brutal paliza por el simple hecho de beber en la calle una cerveza.

Publicidad

Según informa el diario belga HLN, el incidente tuvo lugar en ‘Rooseveltplaats’, en la localidad de Amberes. Un hombre estaba bebiendo una cerveza junto a su hijo en la terraza de un kebab.

Esto no gustó al propietario del kebab, que le recriminó su comportamiento por beber alcohol en un sitio público.

La tensión del momento fue a más, hasta el punto de que trabajadores del kebab, atacaron al anciano y a su hijo, propinándoles una brutal paliza con mesas y sillas de la terraza.

“Los dos hombres fueron trasladados al hospital con heridas. Uno de ellos sufrió una fractura”, explicaron las autoridades.

Hay que recordar que para los musulmanes, el beber alcohol en lugares públicos, es una ofensa, y los más radicales, incluso piden castigar el consumo de bebidas alcohólicas.

Publicidad

1 Comentario

  1. Eso les pasa por meterse a comer una mierda de Kebab…. ¿Pero como pueden entrar en una de esas pocilgas que huele que apesta??¡¡¡¡¡-..—- no lo entiendo…NO DEMOS DE COMER A ESOS MALNACIDOS ¡¡¡¡ FUERA KEBABS!!!

Deja un comentario

Por favor, deja tu comentario
Por favor, introduce aquí tu nombre

Fin del tratamiento: Controlar el spam y gestion de comentarios.

Legitimación: Su consentimiento.

Comunicación de los datos: No se comunicarán sus datos a terceros salvo obligación legal.

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: contacto@casoaislado.com

Puede encontrar información adicional en nuestra política de privacidad