Ministro húngaro de Asuntos Exteriores: “No aceptamos el multiculturalismo que quieren imponer los progres”

Hungría defiende sus tradiciones cristianas.

Publicidad

Peter Szijjart, ministro de Asuntos Exteriores de Hungría, al igual que Viktor Orbán, presidente húngaro, es un tipo que habla sin morderse la lengua.

Por más que los medios ‘progres’ se empeñen en hundir al Gobierno húngaro, sus políticos saben cómo actuar ante los periodistas que tratan de incomodarlos con preguntas incómodas.

Publicidad

En esta ocasión es zasca se lo ha llevado Christiane Amanpour, periodista de la CNN. Durante la entrevista, la corresponsal internacional del canal estadounidense trató de dejar a los políticos húngaros de xenófobos y racistas, pero Peter Szijjarto la dejó por los suelos con sus contundentes respuestas.

Publicidad

“Por más que los políticos de izquierda, los periodistas y Europa se empeñe, Hungría no va a aceptar el multiculturalismo que quieren imponer”, le dijo Szijjart a Amanpour, que cuestionó la posición de Hungría contra la inmigración.

Publicidad

“No entiendo que Hungría considere que la inmigración sea un problema. Solamente hay 4.000 refugiados y no existen problemas de terrorismo”, dijo la periodista.

Szijjart, lejos de dejar pasar ese comentario, le respondió: “Hablas de cifras así porque hemos luchado para conseguirlas. Si hubiéramos actuado como Suecia, Francia o Alemania, tendríamos el mismo problema que ellos”.

“Somos un país cristiano y seguiremos siéndolos. No vamos a permitir que otra cultura nos invada”, dijo con contundencia. “No entiendo que consideréis negativo preservemos nuestra cultura, nuestro historia, nuestra religión y nuestro patrimonio”.