El ministro de Educación francés propone que el árabe se enseñe en las escuelas públicas

Francia va cuesta abajo.

Publicidad

Es increíble que pese a que la cultura y las tradiciones europeas estén en peligro, Francia se empeñe en destruir su propia cultura y ponga en riesgo el futuro del país.

En una entrevista concedida esta semana a la televisión BFMTV, Jean-Michel Blanquer, ministro de Educación francés, ha asegurado que las escuelas públicas deberían enseñar árabe a sus alumnos al asegurar que se trata de una “prestigiosa lengua y una de las más importantes de todo el planeta”.

Publicidad

Estas declaraciones se producen después de que recomendaran al propia ministro de Educación leer el informe publicado por el Instituto Montaigne, el cual defiende que enseñar árabe en las escuelas debilitaría la influencia del islam más radical entre los jóvenes musulmanes que residen en Francua.

Publicidad

“El árabe es un maravilloso lenguaje que debería ser aprendido por todo el mundo, no solamente por aquellos que son musulmanes”, añadió.

Publicidad

Tras estas palabras, rápidamente numerosos dirigentes políticos han advertido del peligro de estas afirmaciones.

“En un país normal, a los inmigrantes se les pide que se integren, sobre todo intentando que aprendan la lengua local. ¿Por qué Francia debe enseñar árabe en los colegios? No tiene sentido”, han dicho.

Francia es uno de los países más afectados por el islamismo radical. En los últimos meses ha sufrido varios atentados terroristas. El último hace unos pocos días, cuando un inmigrante afgano acuchilló a seis personas ne París.